Economic Panorama of Greece

Uncertainty and Concern in and environment full of changes

While young people appeal for jobs with decent pay, and the elderly complain over the payment of their persons, the Greek government has other ideas in mind. This is the result of over thirty years of ¨parting¨ during which the Greek nation maintained a steady increase of public debt, benefits and increases in salaries to state employees, grants to state and semi state bodies and corruption in tax agencies.  Unfortunately for the Greeks, the party ended.

With a public debt amounting to 350.000 million euros, and tight control by the ¨troika¨ (That is how is known the group formed by the European Commission, the International Monetary Fund and the European Central Bank) the Greek government is under scrutiny.  Its president, Karolos Popuilas, has invited leaders of political parties, both government and opposition to reach consensus on new measures of austerity that requires Greece to end the crisis that has been afflicting them for more than a year.

Greece requires additional steps if they want to receive the second emergency payment of EUR 110.000 million that has been allocated by the International Monetary Fund to rescue its economy.

Measures
In addition to measures that were implemented just over a year ago, among which are the reduction in pension, tax increase, decrease in state salaries, and a gradual increase in retirement age, other provisions surface.  On this occasion, introducing and additional reduction of pensions, increase the value added tax (VAT) of soft drinks, spirits and the tobacco derived products, added to a sales plan of more than EUR 300.000 billion in state assets.  The latter, which analyzes the privatization of several state enterprises, must culminate by the end of 2014 and plans to reduce public debt of Greece by 50.000 billion euros.

Opposition
On the other hand, the Greek opposition leaders are skeptical about the new measures that the government is considering in implementing.  For many, the quality of live and morale of the Greek citizen will suffer a blow stronger than the ones received last year.  A rise in unemployment is feared generated by massive layoffs and a negative impact on public safety.  Also with the new measures the opposition predicts a lack of private investment caused by the doubt generate in these moments of crisis, and a lack of capital injection from the government.

Panorama
It is true that Greece is in economic trouble.  However, from someone´s pocket the money should come out of.  Consequently, if the debt is from Greece, it is the responsibility of the Greeks pay.  It is not the time to expect that taxpayers in other countries should assume that responsibility.

The Panorama of Greece´s economy in the short term does not look very positive.  Many additional sacrifices must the Greek people endure to help pay its debt.  Considering that the country failed to meet its deficit reduction goal that was imposed in 2010, for 2011 the measures must be extreme.

If this does not happen, Greece will continue to plunge into the red numbers, the future their finances in administration of third-parties and the Greek people without alternatives.

Once again…uncertainty and concern in an environment full of changes.

Incertidumbre y preocupación en un ambiente colmado de cambios

Mientras los jóvenes apelan por puestos de trabajos con un salario digno, y los mayores se quejan por el pago de sus pensiones, el gobierno griego tiene otras ideas en mente. Esta es la consecuencia de los más de treinta años de “fiesta”durante los cuales la nación griega sostuvo un incremento sostenido en la deuda pública, beneficios e incrementos en salarios a los empleados del estado, subsidios a entidades estatales y semi estatales y corrupción en sus organismos fiscales. Lamentablemente para los griegos, la fiesta terminó.

Con una deuda pública que asciende a los 350,000 millones de euros, y un control férreo por parte de la “troika” (así se le conoce al grupo conformado por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo) el gobierno griego está bajo la lupa. Su presidente, KarolosPapoulias, ha convocado a los líderes de los partidos políticos, tanto de gobierno como de oposición, para llegar a un consenso en cuanto a las nuevas medidas de austeridad que requiere Grecia para salir de la crisis que la acongoja desde hace más de un año.
Grecia requiere de medidas adicionales si desea recibir el segundo pago de los 110,000 millones de euros de emergencia que ha destinado el Fondo Monetario Internacional para el rescate de su economía.

Medidas
Además de las medidas que se implementaron hace poco más de un año, dentro de las cuales se encuentra la disminución en las pensiones, el aumento de impuestos, la disminución en los salarios estatales, y un aumento paulatino en la edad de jubilación, salen otras provisiones. En esta ocasión,  se instaura una disminución adicional a las pensiones, un incremento al impuesto al valor agregado (IVA) de refrescos, licores y productos derivados del tabaco, sumado a un plan de venta de más de 300,000 millones de euros en activos del estado. Este último, el cual analiza la privatización de varias empresas estatales, deberá culminar a finales del año 2014 y prevé reduzca la deuda pública de Grecia en 50,000 millones de euros.

Oposición
Por otro lado, los líderes de la oposición griega se encuentran escépticos en cuanto a las nuevas medidas que considera implementar el gobierno de turno. Para muchos, la calidad de vida y la moral del ciudadano griego van a sufrir un golpe más fuerte que aquel recibido el año pasado. Se teme un alza en la taza de desempleo generado por despidos masivos y un impacto negativo a la seguridad ciudadana. Además, con las nuevas medidas la oposición pronostica una falta de inversión privada causada por la duda que generan los momentos de crisis, y una falta de inyección de capital por parte del gobierno.

Panorama

Es cierto que Grecia se encuentra en problemas económicos. Sin embargo, de algún bolsillo debe salir el dinero. En consecuencia, si la deuda es de Grecia, corresponde a los griegos pagarla. No es momento de esperar que los contribuyentes de otros países asuman esa responsabilidad.

El panorama económico de Grecia en el corto plazo no se ve muy positivo. Muchos sacrificios adicionales deberá llevar a cabo el pueblo griego para contribuir al pago de su deuda pública.  Si consideramos que el país no cumplió con la meta de reducción del déficit que se impuso en el año 2010, para el año 2011 las medidas deberán ser extremas.

Si esto no ocurre, Grecia seguirá sumergiéndose en números rojos, el futuro de sus finanzas en la administración de terceros y el pueblo griego sin alternativas.

Una vez más… incertidumbre y preocupación en una ambiente colmado de cambios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *