Una norma tributaria pitonisa

Artículo publicado en la Ventana Fiscal del diario La Prensa (4 de marzo de 2018) 

La Ley 51 de 2013 permitió conceder la oportunidad de regularización de los tributos administrados por la Autoridad Nacional de Ingresos (ANIP, hoy Dirección General de Ingresos -DGI-) a favor de los contribuyentes para el pago de sus impuestos sobre la renta no declarada de manera correcta, independientemente de que haya habido culpa o dolo, y hasta el período fiscal 2011. 

Para leer el artículo completo hacer clic aquí.